Intoxicación con plantas


Un agente tóxico es cualquier sustancia que pueda causar daño al organismo a través de una acción química. Cualquier medicamento, sustancia química o alimento puede ser nocivo, todo depende de las cantidades ingeridas. Los casos de envenenamiento no son inusuales en la clínica de animales pequeños. Los síntomas en caninos y felinos intoxicados se presentan generalmente en forma aguda y pueden tener un rápido desenlace. Estas circunstancias pueden ser extremadamente estresantes para el dueño de la mascota y por este motivo es necesario un plan diagnóstico y terapéutico programado para cada paciente.

La mayoría de los casos son de difícil diagnóstico y la terapéutica se basa en un tratamiento sintomático. La mayoría de las plantas producen irritación gastroduodenal luego de su ingesta. Pero algunas plantas ornamentales o de exterior, poseen ciertas sustancias que son tóxicas sobre diferentes sistemas. La particularidad que tienen dichas intoxicaciones es que muchas veces no pueden ser diagnosticadas y el tratamiento se basa en un apoyo sintomático. En la mayoría de los casos la evolución clínica del paciente en general es favorable ya que la sintomatología es moderada o fácil de controlar con la terapéutica de rutina.

La variedad de plantas que pueden resultar tóxicas para las mascotas es enorme y la identificación de todas ellas es complicada. A pesar de esto es aconsejable que el profesional pueda reconocer a la planta involucrada. Los cachorros caninos están más expuestos debido a su avidez por lamer y morder diversos materiales, esto último en particular durante la época del cambio de dentición. Los felinos son más selectivos para utilizar elementos en sus juegos pero al mismo tiempo es una de las especies más sensibles.

Amaryllidaceae: Ej: Amryllis, clivia, narciso. Contienen alcaloides, entre ellos licorina y galantamina. El narciso puede contener cristales de oxalato. Los alcaloides son termoestables y se concentran en los bulbos (mayor concentración), hojas, flores y tallos y pueden provocar una amplia variedad de efectos tóxicos. Pueden producir dermatitis por contacto, irritación gastrointestinal severa y síntomas multisistémicos graves. La licorina es irritante y es la responsable en mayor medida de los efectos gastrointestinales, por su parte la galantamina produce inhibición central y periférica de la acetilcolinesterasa. La sintomatología incluye vómitos, diarrea, hipotermia, en algunos casos gastritis severa con ulceración de las mucosas. Tremores, convulsiones y muerte han sido reportadas en especies grandes.

Araceae: Ej: Caladium (paleta de pintor), Diffenbacchia, Monstera (sandalia de pescador, costilla de Adán), Philodendron spp (potus, oreja de elefante) Poseen cristales aciculares (en forma de aguja) de oxalato de calcio que actúan como agujas pinchando y lesionando las estructuras celulares del animal intoxicado, además tienen ennzimas con actividad tipo anti-tripsina, que estimulan la liberación de histamina y bradiquinina. Todo esto conduce a una rápida reacción inflamatoria, caracterizada por edema y congestión. Cuando las mascotas muerden o mastican algún vegetal de este grupo, sufren un intenso dolor en la boca, mucosa faringea pudiendo mostrar hipersalivación, disfagia, y compromiso respiratorio. El gomero (familia de los Ficus) contiene hojas ricas en látex que es una sustancia corrosiva de piel y mucosas además de fotosensibilizante. Los síntomas que pueden aparecer son vómitos, diarrea, erupción cutánea y ocular.

Araliaceae: Ej: hiedra. Poseen saponinas lesivas del aparato digestivo y piel. Dichos tóxicos, presentes en las hojas y frutos de la planta pueden hidrolizarse a compuestos más tóxicos denominados hederinas. Los síntomas descriptos son vómitos, diarrea, agitación, espasmos musculares y parálisis. Sobre la piel se pueden observar eritema, presencia de pápulas y dermatitis alérgicas.

Ericaceae: Ej: azalea. Contiene diterpenoides muy tóxicos (andromedotoxinas) que son irritantes musculares o estimulantes del SNC.La principal parte tóxica es la hoja y los tallos. La intoxicación se caracteriza por vómitos, cólico, disnea, ataxia, convulsiones y muerte.

Euphorbiaceae: Ej: ricino, crotón, estrella federal. Poseen látex de variada toxicidad, en general debido a la presencia de esteres diterpénicos derivados del forbol. El ricino es el más tóxico, y todas sus partes poseen elevada toxicidad. Produce además una toxoalbúmina llamada ricina que se concentra en gran proporción en su semilla. Los síntomas inespecíficos son anorexia y apatía. Más tarde se presentan constipación o diarrea sanguinolenta con mucus, dolor abdominal, cólico severo.

Meliaceae: Melia azedarach (Paraíso). En su corteza existen los alcaloides azaradita y margosina. Los frutos contienen triterpenos como melianona, melianol y melantriol. Están presentes también algunas saponinas. Los seres humanos y varias especies domésticas como porcinos, ovinos, bovinos y caninos son susceptibles de intoxicarse con esta planta. Para que la intoxicación ocurra, es necesario que el animal mastique o muerda los frutos. La sintomatología aparece en 2-4 hs postingestion y puede ser digestiva o neurológica.

Phytolaccaceae: Fitocala: Contiene una saponina triterpénica que ha sido implicada en su toxicidad. También posee cristales de oxalato y alcaloide, todas sus partes son tóxicas principalmente raíces y semillas. Los síntomas de intoxicación incluyen irritación oral con salivación profusa, vómitos, diarrea sanguinolenta, depresión postración y en casos muy severos puede ocurrir la muerte.

Dracaenaceae: la Sansevieria (cola de tigre) algunos ejemplares contienen oxalatos de calcio.

Verbenaceae: Ej: Camará. Posee triterpenos pentacíclicos denominados Lantadene A y B, hepatotóxicos. Los seres humanos y las pequeñas especies pueden presentar una intoxicación de curso agudo luego del consumo de hojas o frutos inmaduros. Los síntomas principales incluyen anorexia, vómitos, diarrea, letargia y cólicos; también se puede presentar ictericia y presencia de pigmento biliares en orina.

Hongos: La ingestión de hongos incluye la intoxicación por amantina (Amanita virosa, Amanita phalloides, Conocybe filaris), orellanine (Cortinarius orellanus, C. Rainierensis) e intoxicación por monomethylhydrazine (Gyromita esculenta). De estos, la intoxicación por amantina es la más frecuente en perros. Los signos aparecen hasta 6 a 24 horas después de la ingestión. Se presentan vómitos y diarrea, ictericia, coma y muerte.